miércoles, 20 de julio de 2011

Catalá - Roca el testigo silencioso

Francesc Català-Roca (Valls, 1922 - Barcelona, 1998) se adelantó a la tesis del "instante decisivo" de Henri Cartier-Bresson. Su talante discreto le permitió ser testigo silencioso de varios episodios únicos. Joan Miró solo le permitió a él que le retratara cuando trabajaba.

Francesc Català-Roca lo tenía claro: "El fotógrafo siempre duda: qué angulo hay que tomar, qué diafragma y qué velocidad hay que elegir, qué película hay que preferir... no debe dudar nunca a la hora de disparar". 

Este mandamiento lo acuñó uno de los fotógrafos documentales europeos más importantes del siglo XX. Prueba de ello, son las escenas cotidianas de Cuenca, de Toledo, de Murcia o de Ibiza que descubren a un Català-Roca alejado de las grandes urbes. El fotógrafo de Valls realizó en Madrid y en Barcelona instantáneas memorables que forman parte del recuerdo colectivo como las señoritas paseando por la Gran Vía madrileña o el operario regando en el paseo Recoletos, allá por 1953.



2 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Siempre me gustó Català-Roca. Y Charlie Haden también.

Gatopardo dijo...

Charlie Haden hizo unas fantásticas versiones de algunos boleros muy conocidos y tuvo una fuerte inclinación hacia la música española