lunes, 5 de mayo de 2014

Hootie Blues

Si 'Confessin' the Blues' había originado una gran agitación en las máquinas dem discos de la nación, el efecto qeu causó 'Hootie Blues' entre los músicos que pusieron la cara B fue una gran sacudida. Desde todos los puntos de vista e intenciones, 'Hootie' era otro éxito de Walter Brown. Pdero entre la parte orquestal de la entrada y la parte cantada hay doce compases de saxofón alto, que ocupan un  intervalo de alrededor de treinta segundos (metrónomo=100). Esos doce compases fueron escuchados como el sermón de la montaña; revelaban una concepción totalmente nueva del jazz. Hay siete cadencias, una serie de salidas y descensos acrobáticos, y todo el resto descansa en intervalos nada raros ni poco comunes para los músicos de jazz, de terceras, quintas y tónicas, pero seguidas de un a manera nueva. Cada nota será perfectamente modelada y la cualidad plástica del sonido es única. Los verdaderos todos están a menudo inisnuados, o solamente tocados por encima. La dinámica de altos y bajos está manipulada frente a las variaciones cuidadosamente controladas del tono. Y, como toque final, Charlie lleva toda la línea al silencio, precisamente en el punto requerido para darle la clave al vocalista. 'Hootie' es una miniatura, y aun así es una realización tan perfecta, segura, y musicalmente correcta, que constituye una hito en la historia del jazz. Es la caja de Pandora de todo lo que vendrá después.
Una futura estrella del saxofón, Sonny Criss, que estudiaba el alto en Los Ángeles, recuerda que compró el disco en una tienda de música en Central Avenue:
"El nombre del saxofonista no aparecía en la etiqueta ni en ninguna revista de las que aparecían sobre el tema. Sólo supe que algún músico al que no encontraría nunca o al que jamás volvería a escuchar había descubierto una nueva manera de recorrer la progresión del blues. Ese solo de 'Hootie Blues' me inició en una dirección completamente nueva".
Como pasa con muchos de los descubrimientos importantes, el significado de 'Hootie Blues' fue compartido por unos pocos aficionados selectos. Su significado tampoco era inmediatamente comprensible. 'Hootie Blues' era una indicación hacia un camino enigmático que conducía hacia un destino muy distante y todavía desconocido.

Ross Russell - Bird (la biografía de Charlie Parker)

7 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Maravilloso blues.

Gatopardo dijo...

Y tant. ¡Quina blues!

Juan Nadie dijo...

¿A Charlie Parker ya se le veía por dónde venía? Esos doce compases, que no me extraña que en su tiempo sorprendiesen!.

Gatopardo dijo...

Al parecer, constituyeron toda una revolución. Si ellos lo dicen...

marian dijo...

No he notado todo lo que dice el crítico, pero lo que sí he notado es que me ha gustado.

carlos perrotti dijo...

Así son los revolucionarios...

Gatopardo dijo...

Al fin y al cabo, se trata de que guste, sea revolucionario o no.