jueves, 1 de mayo de 2014

Akiko Tsuruga


Nacida en Osaka, Japón, la organista y pianista Akiko Tsuruga, ha sido un pilar en la escena del jazz de Nueva York desde 2001. Esta joven y talentosa organista comenzó a tocar el órgano a la edad de tres años y lanzó su carrera en el jazz inmediatamente después de graduarse en la Escuela de Música de Osaka. Mientras vivía en Osaka, tuvo la oportunidad de tocar con numerosos músicos estadounidenses de renombre mundial, tales como Roy Hargrove, Jeff “Tain” Watts, y Grady Tate, por nombrar sólo algunos. Grady Tate, en particular, la influenció en su decisión de convertirse en músico profesional. Se le considera uno de sus mentores, y quizás el músico al que más admira. Después de aterrizar en la meca del jazz, la ciudad de Nueva York, no pasó mucho tiempo hasta que Akiko dejó su impronta, siendo reconocida por sus compañeros músicos, como uno de los mejores intérpretes del órgano. 

7 comentarios:

marian dijo...

Qué buena. Tiene el swing metido en el cuerpo.

marian dijo...

A la "cole"...

Gatopardo dijo...

Lo suponía.

marian dijo...

También el tema musical me gusta. Hay que tener "una algo", que no sé qué es, para enfrentarse a un Hammond.

marian dijo...

("un algo" :(

carlos perrotti dijo...

A ella sí la conocía. Es buenísima.

Gatopardo dijo...

Es increíble la cantidad de pianistas japonesas que hay, que además, como se asemejan en sus rasgos, parecen todas la misma.