sábado, 24 de marzo de 2012

Stan Getz un tipo peculiar

Una vez preguntaron a Duke Ellington si creía que era posible ser una mala persona pero hacer buena música. El maestro de maestros respondió con el nombre de un ilustre saxofonista de jazz : Stan Getz

En cierta ocasión, debido a sus adicciones, intentó atracar una farmacia en Seattle. El inconveniente fue que la pistola era de juguete y la policía lo detuvo de inmediato.  En comisaria le dieron una soberana paliza y de regreso a casa volvió ser detenido dando con sus huesos en la cárcel con una condena de seis meses. Intentó suicidarse pero fue salvado gracias a una traqueotomía. Estas anécdotas y otras similares no esconden su enorme talla musica.

Stan Getz se muere. Estamos en Copenhague en marzo de 1991. La vida del gran saxofonista se extingue poco a poco. Él sabe que su fin está próximo y decide un lugar muy querido para despedirse, el Club Montmartre de la capital danesa. Junto a él, el pianista Kenny Barron pero esa noche también, muy cerca, una enfermera pendiente del fatal e inevitable desenlace. Ese adiós emocionado es un concierto memorable ante un público entregado aque nunca lo olvidará. Afortunadamente, el evento se grabó y tomó forma de disco, el famoso People Time, uno de cuyos vídeos podéis ver a continuación.



6 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Uno de mis saxofonistas favoritos. Finísimo tocando el saxo, aunque a veces se pase de sofisticado.
No conocía estos detalles de su vida. Qué tío!

Gatopardo dijo...

Y tocando samba era un crack.

marian dijo...

Desde luego que el saxo no es de juguete. Si es que estos artistas...

Francesca Paolucci dijo...

My favourite tenor.

Gatopardo dijo...

One of my favourites too.

Gatopardo dijo...

Algunos de éllos tuvieron vidas un tanto pintorescas...