miércoles, 21 de marzo de 2012

Eddie Higgins

Hay músicos que pasan desapercibidos en las enciclopedias del jazz al quedar eclipsados por quienes realmente alcanzaron la cima del éxito y monopolizaron la atención de los amantes del género. 
Éste sería el caso de un pianista de jazz, compositor y orquestador con un fraseo en sus dedos muy en la línea de Teddy Wilson. Se trata de Eddie Higgins (nacido en Febrero de 1932 en Cambridge, Nueva Inglaterra y afincado el Chicago, Illinois), un pianista elegante donde los haya, exquisito, sofisticado e injustamente tildado por algunos críticos puristas de “simple músico de piano jazz bar” por no saber ni querer captar la genialidad que subyacía en la técnica con la que Higgins ejecutó sus reflexivas baladas y la magistral lectura que hizo de los mas conocidos temas que han alcanzado la categoría de standards del jazz. En un intento de rememorar la figura de Higgins, destaquemos que su época mas gloriosa tal vez fuera la que durante los años cincuenta y sesenta se dedicó a tocar con su trío en el “London House Restaurant” de Chicago, un club de jazz ubicado en la esquina entre Wacker Drive y Michigan Avenue donde tambien se dejaron ver por temporadas algunas celebridades como Oscar Peterson, Ramsey Lewis, Dave Brubeck, Erroll Garner, George Shearing, Ahmad Jamal y muchos otros mas. Como curiosidad, constataré que el mítico club cerró en la década de 1970 para mas tarde convertirse en un Burguer King. Durante su larga estancia en Chicago, Higgins grabó un considerable número de discos tanto en solitario como con su trío o quinteto o también acompañando a músicos de muy diferentes estilos como Coleman Hawkins, Wayne Shorter, Bobby Lewis o Al Grey. También orquestó diversos proyectos, propios y ajenos, que igualmente llegaron al vinilo. A partir de los años ochenta, Eddie Higgins hizo varios circuitos al ser invitado a festivales jazzísticos en Europa y Japón, país este último donde sus lanzamientos lo convirtieron en número uno de ventas.

Hoy que hemos comenzado la primavera, os dejo este tema "You Must Believe In Spring", cuyo título esperanzador falta nos hace con la que está cayendo....


7 comentarios:

marian dijo...

Bueno, ¿qué puedo decir?
una maravilla, y me quedo corta.

Gatopardo dijo...

Es un tipo de jazz asequible, pero no falto de calidad.

Francesca Paolucci dijo...

Easy to listen to, but sophisticated...

Gatopardo dijo...

Not sophisticated but not bad.

Juan Nadie dijo...

Habrás comenzado la primavera tú, porque aquí hace un frío de mil demonios. Pero va a mejorar a partir de mañana, seguro :-)

Efectivamente, elegante.

Gatopardo dijo...

Entonces el sábado habrá que subir el abrigo.

Anderea dijo...

Sí, a mí también me gusta.

Gracias, Gato.