domingo, 2 de noviembre de 2014

La fiesta



Duke Ellington - Fotografía: Herman Leonard

La fiesta

Garbage estaba sentado junto a la Victrola y le daba cuerda y sacaba un disco de su funda de papel en blanco y lo ponía, se sentaba en una mesa con las piernas cruzadas y un cojín debajo; hacía eso sin bailar ni hablar con nadie pero dando -mediante su asentimiento a cuanto ocurría en su sótano- la mejor medida de la impasible sociabilidad de que era capaz, son beber cerveza ni fumar, sino sólo comiendo y enfrascado en el inacabable suministro de música rayada, trompetas, clarinetes, tubas, pianos y baterías de afligida pasión, y las chicas bailaban unas con otras y después sacaban a los chicos a bailar con ellas, y estábamos teniendo una fiesta de lo más solemne, chicos blancos del Bronx abrazándose a los sones de la dulce música negra, llenos de la intención de vivir la vida como debería ser vivida. (...)
Poco a poco, sin embargó  aquello empezó a tomar un aspecto diferente, porque algunas de las chicas encontraron colecciones de ropa dentro de grandes cajas de cartón en los más recóndito de los escondrijos de Arnold Garbage, y a él no pareció importarle, de modo que se vistieron con esto y aquello, probando y eligiendo sombreros  vestidos y zapatos de tacón alto de tiempos pasados hasta que todas estuvieron satisfechas. (...) Y algunos de los chicos habían encontrado chaquetas de trajes con hombreras como las de jugar al fútbol y zapatos de charol puntiagudos, y se anudaron corbatas grandes y anchas a sus desnudos cuellos  y acabamos estando entre el humo y el jazz, allí donde queríamos estar, bailando con los disfraces del tímido amor infantil y aprendiendo, como sólo aprende los afortunados, que Dios no se contenta con instruir la mente, y que también anima las caderas que van al encuentro de su ritmo ondulante.

E. L. Doctorow - Billy Bathgate


15 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Big Big Band en la que me pareció reconocer a Ben Webster, no?

Este sonido es una fiesta.

Juan Nadie dijo...

"acabamos estando entre el humo y el jazz, allí donde queríamos estar"

O sea, en este blog.

Gatopardo dijo...

Ben Webster fue uno de los saxos tenor solistas más destacados de su banda e incluso compuso el tema "In a mellow tone" adecuado a su manera de tocarlo.Pues que sigáis estando muchos años más...

carlos perrotti dijo...

Genial, y tiene una docena de versiones. A ver con cuál me quedo...

Gatopardo dijo...

Eso ya es harina de otro costal...

Juan Nadie dijo...

Está claro, con todas. Ben Webster es mi saxofonista preferido y no pienso discutir nada al respecto.

marian dijo...

Estas big band forman parte de la banda sonora de alguna infancia que otra.

Gatopardo dijo...

¿Qué suerte! disfrutando desde tan pequeña.

marian dijo...

Ojo, también James Last, Paul Mauriat, Ray Conniff...

marian dijo...

Hasta conservo un disco del año 1968 de James Last y su HAMMOND-COMBO, HAMMOND A GOGO.

Gatopardo dijo...

Eso ya es música infantil...

marian dijo...

Más kitsch :)

carlos perrotti dijo...

Recién te leo, Marian, y me pareció entender "Estas big band forman parte de la banda sonora de alguna otra infancia..." Qué frase. Inmejorable.

marian dijo...

No creo que sea mía en exclusiva la frase, Carlos, pero fue así. Una banda sonora de lo más variada, pero de lo más. Creo que estaba predestinada a que se me grabase, porque en otr@s no causó el mismo efecto:)

Gatopardo dijo...

Una de las razones por las que se sigue siendo minoritario.