miércoles, 15 de octubre de 2014

La era del jazz

Fotografía: Herman Leonard
La era del jazz

Es demasiado pronto para escribir sobre la Era del Jazz con perspectiva y sin ser sospechoso de arteriosclerosis prematura. (...) Sin embargo, el autor de estas líneas siempre la recuerda con nostalgia. Le sostuvo, le halagó y le proporcionó más dinero del que había soñado, simplemente por decirle a la gente que el sentía lo mismo que ella, que había que hacer algo con toda la energía nerviosa acumulada y no gastada durante la guerra.
El periodo de diez años que, como si se resistiera a morir pasado de moda en la cama, tuvo una muerte espectacular en octubre de 1929, había comenzado más o menos en la época de las revueltas del 1 de mayo de 1919. (...)
Ahora tenemos apretado el cinturón una vez más y ponemos la expresión de horror adecuada cuando volvemos la vista hacia nuestra desperdiciada juventud. A veces, sin embargo, hay un rumor fantasmal entre los tambores, un susurro asmático en los trombones que me devuelve a los primeros años veinte, cuando bebíamos alcohol de madera y cada día, y en todos los aspectos, nos hacíamos mejores y mejores, y hubo un primer intento abortado de acortar las faldas, y las chicas parecían todas iguales con sus vestidos de sweater, y personas a las que uno no quería conocer cantaban: "Yes, we have no bananas". Parecía sólo cuestión de unos pocos años el que la gente mayor se hiciera a un lado y dejara que el mundo lo manejaran quienes veían las cosas como era -y todo eso nos parece rosado y romántico a nosotros que entonces éramos jóvenes-, porque nunca volveremos a sentir tan intensamente lo que nos rodea.

Scott Fitzgerald - Ecos de la edad del jazz 

19 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Divertido vídeo años 20.
El texto de Fitzgerald algo confuso.
La fotografía de Leonard como siempre magnífica.

Gatopardo dijo...

Fitzgerald, en mi opinión, siempre fue un escritor sobrevalorado. Leonard ha constituido la estética fotográfica del jazz.

Juan Nadie dijo...

Estoy muy de acuerdo en ambas cosas.

carlos perrotti dijo...

Coincido. Demasiado buen karma tiene el Gran Fitzgerald.

Gatopardo dijo...

Pues francamente, me alegro el coincidir en las apreciaciones.

Gatopardo dijo...

Leáse me alegra.

carlos perrotti dijo...

Disfruta una gloria inmerecida cuando otros grandes aún no obtienen la merecida consideración. Como tantos grandes músicos, por ejemplo, son prácticamente desconocidos mientras que otros disfrutan de un éxito y una masividad casi que obscena. No descubro nada, ya sé.

Gatopardo dijo...

Las amistades forjadas en la Universidad de Princeton aúpan a cualquiera...

carlos perrotti dijo...

Nada que agregar.

Juan Nadie dijo...

Yo diría que la obra de Fitzgerald la salva en gran parte la película "El gran Gatsby", con Robert Redford y guión de Coppola, no la de Leonardo di Caprio, por favor.

Gatopardo dijo...

Como no me gustó la primera, la segunda ni se me ocurre verla.

Juan Nadie dijo...

Yo tampoco la he visto, y quizá sea injusto, pero como que la estoy viendo: una de esas películas donde todo es "bonito", "bonita" la fotografía, "bonito" el guión, "bonita" la música, "bonitos" los actores y las "actoras"...
"Todo me parece bonito", dice Pau Donés. Aaagggh!

Gatopardo dijo...

Para bonito, el del Norte.

Juan Nadie dijo...

Ya te digo.

marian dijo...

Pensando dónde había visto antes estas imágenes ya he caído, en el "Honey Pie" de ¿quién?...

marian dijo...

De Sir Paul.

Gatopardo dijo...

¡Ahhhggg!

marian dijo...

¡Bebe agua, bebe agua!

Gatopardo dijo...

Mejor cicuta...