miércoles, 22 de octubre de 2014

Acerca de Monk

Thelonious Monk - Fotografía: Herman Leonard

Thelonious Monk desarrolló un estilo que evitaba la necesidad de una digitación primorosa y que sigue siendo personalísimo. En el sentido de la rápida ejecución de escalas y arpegios, el virtuosismo técnico no era un rasgo primordial de su estilo. En su lugar, Monk se concentraba en la innovación armónica expresada mediante ritmos erráticos y agrupaciones de notas y acordes de carácter escueto, económico y poderoso. La principal contribución de Monk al estilo bebop reside en la influencia que ejerció sobre otros intérpretes. 
Monk influyó sobre instrumentistas de todo tipo, no ya sólo a través de sus composiciones, sino mediante su filosófico empeño en dar con nuevos efectos y las perspectivas musicales. En cierto sentido, su concepción jazzística, similar al enfoque que Anton Webern tenía del serialismo y las formas clásicas, se caracterizaba por la austeridad: la música de Monk se caracteriza por la reducción a unas mínimas ideas germinales, enfoque en contraste con la improvisación abundante, torrencial y frecuentemente ecléctica de tantos virtuosos. Considerado un excéntrico incluso en el seno de la excéntrica comunidad del bebop, como intérprete, Monk siempre dio la impresión de haber generado una técnica propia y de carácter complementario altamente autodidacta, no influida por la escuela de otros maestros. Su enfoque anacrónico de lo que debía ser la melodía, armonía y el ritmo de una pieza jazzística, así como su técnica percusiva, angular y disonante ejercieron una influencia seminal sobre infinidad de artistas jóvenes, al demostrar que el jazz podía ser interpretado y reinterpretado desde muy distintos ángulos. 
Carentes de adorno y marcadas por la lógica y la consistencia, sus composiciones acaso constituyan el principal legado de este músico. Muchas de ellas se han convertido en modelos jazzísticos: Round Midnight, Epistrophy, Well You Needn't, Straight No Chasery Blue Monk siguen siendo algunos de los temas preferidos por incontables músicos modernos. 
En todo caso, la técnica de Monk también destaca por una innata habilidad para ejecutar la nota precisa en el momento justo, que no escapa al oído de los aficionados avisados.

Frank Tirro - Historia del jazz moderno

8 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Magnífico análisis de la técnica y el estilo de Monk.

Gatopardo dijo...

Monk, parece como si extrajese concentradísima, la esencia del jazz.

Juan Nadie dijo...

Sí, algo así.

carlos perrotti dijo...

Impresionante fragmento definición de Tirro casi a la altura del cada vez más impresionante Monk... El jazz sigue y seguirá "Round Monk" o no?

Gatopardo dijo...

Es insustituible.

marian dijo...

Debo reconocer que el "sonido Monk" siempre me pareció que tiraba a chirriante. Cosa que ahora no me pasa. Debe ser que lo escucho con otro oído.

marian dijo...

A él sí que se le podría aplicar, literalmente, lo de "genio y figura".

Gatopardo dijo...

Eso nos ha pasado a todos. A Monk se le puede aplicar todo lo que se nos ocurra, encaja.