viernes, 23 de noviembre de 2012

Philly Joe Jones



El baterista Philly Joe Jones empezó desde muy niño a estudiar música aprovechando las enseñanzas de su madre, pianista. Pronto se decidió a tocar la batería, el instrumento que le daría fama y gloria en el mundo del jazz debutando profesionalmente con grupos locales de Philadelphia. En 1940 aprovechó una estancia de Dexter Gordon y Fats Navarro en su ciudad para tocar con ellos y ambos le animaron a que fuera a New York, cosa que hizo a finales de 1940 encontrando trabajo rápidamente en la formación del saxofonista, Ben Webster.

Tras la etapa inicial con Webster, firmó un contrato con Lee Konitz y Zoot Sims para tocar en varios clubes de la ciudad hasta 1952. Ése año fue crucial en su carrera porque conoce a Miles Davis dando comienzo así a una de las colaboraciones mas importantes del jazz en los años cincuenta. Con el quinteto de Miles Davis estuvo Jones hasta 1958 y en esos seis años, John Coltrane, Red Garland, Paul Chambers, Miles Davis y él mismo hicieron historia grabando juntos decenas de obras maestras del jazz modal. En 1960 tocó en el Birdland con Art Blakey, Charlie Persip y Elvin Jones dando fruto al disco: "Drum Night at Birdland". Tras una breve vuelta con Miles, se fue a la Costa Oeste durante un par de años actuando de manera incesante allá donde se le contrataba.

En 1957 viajó a Europa para participar en varios festivales de jazz importantes, entre ellos el de Berlín junto a Sarah Vaughan y Erroll Garner. Decidió estar una temporada en Europa estableciéndose en Londres aunque en ése periodo tuvo que dedicarse a la enseñanza ya que tenía prohibido tocar por el sindicato ingles de músicos. Viajó poco después a Paris donde formó, con el también baterista Kenny Clarke, una escuela de música con la que estuvo trabajando varios años. De vuelta en 1972 a su ciudad natal reunió un nuevo quinteto que se dedico al jazz rock y al que llamó "Grand Prix". Su lista de grabaciones es enorme y también lo es, el numero de músicos con los que ha tocado. A su nombre tiene grabados unos pocos de discos, siendo uno de los mejores el grabado en 1958 para Riverside y titulado "Blues for Drácula" en un sexteto formado por el cornetista, Nat Adderley, el trombonista, Julián Priester, Jimmy Garrison al bajo, Johnny Griffin al saxo tenor y él en la batería.

Philly Joe Jones está considerado uno de los mayores bateristas que ha tenido el jazz moderno, destacando muy especialmente en el uso de las escobillas, y poseía una técnica refinadísima. Los discos y grabaciones realizadas en el quinteto de Miles Davis representaron algo nuevo en el jazz moderno, no solo por lo conjuntado del grupo, sino fundamentalmente por las nuevas concepciones rítmicas que Philly Joe Jones aportaba.


2 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Buen ritmo. De estos tipos deberían aprender los bateristas roqueros, que son capaces de hacer un solo de veinte minutos sin aportar absolutamente nada.

Gatopardo dijo...

Es que ésto, es otra historia.