lunes, 26 de enero de 2015

Für Joachim

Joachim Kühn                                          Fotografía: Jens Herrndorff

Aquélla resaca trapera
In ewiger Dankbarkeit Joachim, ohne tempo....trozdem tief.

Erik Satie por jazzerías,
teclas, sombra, Lady Day,
taconeo gitano, duende,
Mal da la extremaunción,
tres acordes permanentes.

Idénticamente diverso,
poeta, aún imperfecto,
leve, volátil, transparente,
crucificado a su ataúd,
Bill...evanescente.

Levitar, respirar, huir,
salirse del compás,
cánones al viento,
tocar...tocar...tocar...tocar...
Monk, impugnando al tiempo.

Notas desgarradas,
cadencias tendenciosas,
rutas indescifrables,
tres escalas hirientes,
¿los ángeles?...tan afables.

Aquélla resaca traidora...
como en la vieja habanera,
a Monk, a Bill, a Mal...
¿hadas de la mar?, o trapera...
nos los llevó.

Otra ola sincopada,
bachiana y atrevida,
mitad Ludwig Van y mitad Rilke, 
en barquito de pentagrama,
¿no es cierto, Chema*?

Manolo López


14 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Sincopada poesía de alta precisión jazzera Bill evanescente para Joachim, a quien también me revelaste.

Gatopardo dijo...

A este pedazo de músico se lo presento a casi todo el mundo...a algunos como a tí les exijo escuharlo, que revelarse, se revela solito o acompañado de Bach...

carlos perrotti dijo...

Mi traductor no me traduce trozdem. Mar de trozdem?

Gatopardo dijo...

En agradecimiento eterno, en forma de oleaje sin tempo, pero a pesar de ello, profundo.
Más o menos...

carlos perrotti dijo...

Genial.

Gatopardo dijo...

Con que le moleste, me basta.

Gatopardo dijo...

Perdón quise decir, que no tal que no le moleste...

marian dijo...

Cómo lo vives y nos lo haces disfrutar:)

Gatopardo dijo...

Es que este señor es contagioso.

marian dijo...

Todo puede "jazzsearse", pero Bach , la música barroca, se presta bien a ello.

marian dijo...

Como, mal que te pese, en la música de los Beatles hay música clásica.

Gatopardo dijo...

Bach, de hecho, es el músico clásico más versionado del jazz.

Chema García Martínez dijo...

Querido Gatopardo. Tu poema me parece absolutamente sensacional. Con tu permiso, se lo voy a hacer llegar al interesado, es más, no se lo voy a traducir. Él dice que no entiende el castellano, pero lo entiende... cuando quiere (broma).
Una vez más, muchas felicidades, y un fuerte abrazo.

Gatopardo dijo...

Me emociona profundamente y te expilco la razón. Si el señor Kühn, a través tuyo o como prefieras por mail o por teléfono, tendré el inmenso placer de traducirselo yo mismo, ya que estudíé de pequeño en Karlsruhe y aún me acuerdo.
Sobre todo por la inmensa admiración que siento hacia su visión y ejecución de la vanguardia artística.
Un abrazo amigo
Manolo López alias Gatopardo