viernes, 23 de enero de 2015

A Chema

Cuando me atrapó el jazz
 a Chema García Martinez, quién mejor que él para revalorizar el post con una de sus fotos, música, o texto preferido

Quizás haya que olvidar viejas rutas para encontrar nuevos valles,
tal vez, aún virgen, la nueva oriente a Nirvana,
que esa ola a la deriva, seductora e ineludible,
sea quién me cabalgue hasta esa arena...

Cuando me atrapó el jazz por vez primera,
grabé aquél saxo sexy de novela negra,
horario alemán, o después de la cena,
soplaría Ben, Coleman o Rollins...
¿tal vez Teach me tonight?...

Cuando me atrapó el jazz de aquélla manera,
esa noche que las velas movieron el viento,
que las cuerdas tensaron el tempo,
Satchmo con los labios rotos gemía,
mientras Ella abrazaba a Jobim...

Cuando me atrapó el jazz de aquélla manera,
era una tasca y ella sentada enfrente,
oteando ruedos desde la barrera,
seria aquélla voz triste o las birras,
la luz, el ambiente o las velas...

Cuando me atrapó el jazz de mala manera,
el día que me hundí en su sueño,
aquélla medianoche que penetró mi vena,
era, y con certeza, una resaca trapera,
Bill Evans en el Vanguard...

Cuando me atrapó definitivamente el jazz,
fue tan tarde jazzeando a Cortázar,
la noche en metro del Perseguidor,
aquél artículo sobre Monk,
y tantos manifiestos de Chema...


Manolo López 22 Enero 2015 escuchando a los mencionados

32 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Ahí te he visto. Pero arregla alguna faltilla de ortografía, que quedará mejor. O tira el i-Pad :-)

Gatopardo dijo...

Gracias por la observación. Uno es un bardal sin remedio.

carlos perrotti dijo...

Bellísimo poema, Gato, Me quedan resonando tus versos... "Cuando me atrapó el jazz por vez primera / grabé aquél saxo sexy de novela negra...", "Esa noche que las velas movieron el viento / que las cuerdas tensaron el tempo / Satchmo con los labios rotos gemía / mientras Ella abrazaba a Jobim..."

Versos en los que suenas.

Gatopardo dijo...

Pues si en bardad es así, no sabes como te agradezco el comentario. Que lo oigas tú, me vale y me sobra.
Un abrazo

Gatopardo dijo...

Verdad.

Chema García Martínez dijo...

Llevo toda una vida tratando de transmitir mi amor por el jazz a mis semejantes; entenderás que tu poema me haya tocado el alma. No hay palabras para describir lo que he sentido al leerlo. Es hermoso, y muy emotivo, y profundamente jazzístico. Que me lo hayas dedicado, me llena de orgullo. Cosas como ésta consiguen hacerme creer que mi vida, con sus errores y sus aciertos, ha servido para algo. Gracias, de corazón.

Gatopardo dijo...

Pues desde el corazón te contesto, tú lo habías conseguido tantas veces, y en cada uno de tus libros, artículos o consejos en tu blog, que hay sido escrito durante un par de cigarros, los músicos mencionados y leyendo tu firma en un artículo sobre Art Pepper editado en El País de hace unos cinco años que me dejó tan tocado como espero que a ti.
Un abrazo y conmocionado.

Gatopardo dijo...

Por cierto, es la historia de mi vida.
Bueno mas o menos...

carlos perrotti dijo...

Con lo que ambos nos conmocionan también a nosotros...

Todos es verdad, Gato, incluso si algo es efectivamente una mentira es verdad que lo es.

Y si algo suena también en tu poema es que es sentido.

marian dijo...

Es cierto, te atrapó el jazz de mala manera (no nos habíamos dado cuenta:)

marian dijo...

Me gusta, aunque no me gustase me gustaría porque te sale del alma.

Gatopardo dijo...

Pues ponte como 'pa estazar' que te he dedicado uno...

Gatopardo dijo...

Sin jazz, por cierto, pero con ellas...

Gatopardo dijo...

...a no ser que se me olvide.

marian dijo...

Ya me estoy colocando...

marian dijo...

Como 'pa estazar', digo.

Gatopardo dijo...

Pues relájate que vas a esperar...
¿Empieza por el Réquiem y aguanta hasta Sir Paul, pasando por Keith que vino cincuenta años antes.

Gatopardo dijo...

Me suponía el fin de tanto recoloque...

marian dijo...

Jolín, Gato, ¿no estarás haciendo testamento:)

marian dijo...

Keith... pase, pero como me traigas al "morritos" te dejo de hablar.

Gatopardo dijo...

Eso nunca, a pesar de no habernos conversado nunca una botella de Ribera...

Gatopardo dijo...

Quise decir jamás...

marian dijo...

De la Ribera del Ebro, es decir, Rioja.

Gatopardo dijo...

Bueno, tu trae el vino a Santander, que el jazz y el resto de mi cuenta.....y riesgo. Gastronomía incluida, vete seleccionando el menú en el blog...
Ponle fecha, que la hora y el sitio lo pongo yo nuevamente, y si nos da tiempo, o si no por wifi, vemos el crepúsculo...

Gatopardo dijo...

...eso si a aristoloquias@gmail.com para que no se mosquée Nadie...

marian dijo...

(Qué mandón:)
No estaría mal "conversarse" unas copas de Rioja con un menú elegido de tu blog, nada mal, y con jazz... Pero tenemos que estar todos, o los que puedan o quieran (no podemos privarles de esos momentos:)

Gatopardo dijo...

No te preocupes que ya se privan ellos solitos. Te cuento! Uno de ellos se ha puesto a régimen y abstinencia, el otro, no digo quien, se encuentra en ejercicios espirituales, y el tercero, no por menos cuerdo, está viendo al Racing de Avellaneda.
Menudo percal...

Gatopardo dijo...

Aviso que el vino me hace perderá los papeles...

Juan Nadie dijo...

Tranquilo, Gato, tranquilízate, que el mundo no empezó ayer...

Gatopardo dijo...

Ni pasado mañana...

Juan Nadie dijo...

...ni acabará mañana, que no me has dejado terminar.

Gatopardo dijo...

Si bajas el próximo jueves, igual te llevas una sorpresa agradable...