martes, 24 de septiembre de 2013

Neil Cowley

Nacido en Londres, Neil Cowley, un niño aventajado que con 10 años realizó un concierto para piano de Shostakovich en un repleto Queen Elizabeth Hall en Londres. Sin embargo, dio la espalda a las enseñanzas de música clásica a una edad temprana. En su lugar, tras haber respondido a un anuncio en el Melody Maker, entró a los 17 años en el mundo del pop. Cowley grabó e hizo giras con algunas de las mejores bandas de soul y funk de la época, incluyendo a Gabrielle, Pasadenas, 4 años con los Brand New Heavies, y Zero 7, hasta que en 2002 formó su propia banda, Fragile State.


Como una de las dos mitades del dúo Fragile State, Cowley produjo dos aclamados álbumes que colocaron el mundo del chill-out jazzy en un primer plano. Cuando el sello discográfico se disolvió, Cowley continuo haciendo música por otros derroteros. De esta manera, siguió adelante con su querido y viejo amigo el piano renovando su entusiasmo creativo lejos de estorbos tecnológicos.

Cowley empezó a componer y finalmente percibió un horizonte sobre el que trabajar a largo plazo. Así creo un trío de jazz junto a Richard Sadler en el bajo y Evan Jenkins a la batería. En junio de 2006 Cowley crea su propio sello, Hide Inside Records, y lanza su álbum debut Displaced, un destacable disco de grabaciones originales. Este trabajo presento a Neil como un deslumbrante pianista y un sorprendente compositor. El trío rápidamente se hizo conocido por sus enérgicas pegadizas y contundentes melodías; sus momentos conmovedores y emocionantes clímax. Este álbum obtuvo el premio de la BBC al mejor disco de jazz del año 2007.

En 2012 lanza The Face of Mount Molehill un magnífico nuevo álmum de Neil Cowley Trio. Siguiendo su aclamado disco Radio Silence (2010), esta nueva grabación está dispuesta a entrar de nuevo en la conciencia de los amantes de la música jazz y no jazz. Con un brioso groove a la hora de tocar el piano, Neil Cowley aporta una gran frescura al panorama musical.

7 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Me gusta. Música alegre. El contrabajista tiene una pintuca de lo más estrafalaria.

Gatopardo dijo...

Nos estamos volviendo como cuando nuestros padres nos decían que parecíamos nenas por llevar el pelo largo......-:)

Juan Nadie dijo...

Naturalmente, es que tiene que ser así.

marian dijo...

Desde luego.

marian dijo...

Buen ritmo, para moverse por dentro.

Gatopardo dijo...

Otra conservadora......y además marchosa como las del Imserso.

marian dijo...

De eso nada, las del Imserso tienen mil veces más marcha que yo.