martes, 4 de junio de 2013

Pepe Rivero


El pianista y compositor Pepe Rivero forma parte de una nueva generación de músicos cubanos que ha irrumpido con fuerza en la escena internacional del jazz. Completó sus estudios de piano en La Habana, dentro de una formación clásica, para luego interesarse por el jazz.

Rivero ha viajado liderando varias bandas cubanas de jazz a festivales como los de Montreal, Tokio, Puerto Rico, México, Washington, New Haven y Nueva York. En Nueva York conoció a Paquito D’Rivera y a Celia Cruz y ambos se convencieron de inmediato de que habían descubierto un diamante en bruto.

Pepe Rivero acompañó al piano a Celia Cruz en sus conciertos en España así como en sesiones de grabación y desde el primer momento fue considerado como un componente esencial de la banda. Su trabajo no se limitaba sólo a ejecutar el repertorio de la cantante  sino que aportaba nuevas composiciones y arreglos.

Pepe Rivero proviene de una acreditada familia de músicos y es un fiel exponente de este estilo de expresión pianística que él continúa enriqueciendo en la actualidad. Este músico posee la virtud de extrapolar un ritmo y en torno a él articular un nuevo cuerpo, construyendo una estructura sonora diferenciada que le da pie para nuevas variaciones.

Como pianista de jazz latino, Rivero parte casi siempre de la estructura de algún género señero de la música cubana, como el guaguancó, el cha cha-chá, la guajira, la conga… y en torno a él incorpora una serie de imbricadas y complejas armonías que extrae de su amplio acervo como jazzista y compositor con una herencia clásica. La música que compone Pepe Rivero también integra otros géneros dentro del jazz latino, como el flamenco, la bossa-nova o el jazz clásico; es capaz de crear diversos ambientes en una misma composición, transitando con tal destreza de uno a otro que da la impresión de que la música es sólo una.
En 2001 fundó su propia formación, La Banda de Pepe Rivero, junto con el trompetista Manuel Machado, el saxofonista Bobby Martínez, el baterista Georvis Pico, el percusionista Yuri Nogueira y Santi Greco al bajo eléctrico.

La música que Pepe Rivero compone y toca es auténtico jazz latino, expresando sus raíces cubanas en cada composición, incluso cuando la samba, la bossa-nova o el flamenco son la nota distintiva de cualquier tema en particular. Por otra parte, el público conocedor puede encontrar en él otra faceta y es que le encanta insertar alegorías de los clásicos en la música que crea.

Os lo dejo en compañía de Chopin primero, y del gran  Jerry González a continuación.

3 comentarios:

marian dijo...

De lo mejorcito que se ha visto por aquí (y mira que hay bueno).

Gatopardo dijo...

¡Qué músicos hay en Cuba!

marian dijo...

Y los que no conozcamos.