domingo, 16 de marzo de 2014

Bengt Hallberg



Bengt Hallberg ( 13 septiembre 1932 - 2 julio 2013 ) fue un pianista de jazz, compositor y arreglista sueco .

Nacido en Gotemburgo, estudió piano clásico desde muy temprana edad , y escribió su primer arreglo de jazz a la edad de 13 años. A la edad de 15 años grabó su primer disco como miembro de un grupo dirigido por el bajista Thore Jederby  y en 1949 grabó con el saxofonista sueco Arne Domnerus. Ambos músicos continuaron juntos varias décadas más .
Durante la década de 1950, Hallberg jtocó con los principales músicos visitantes estadounidenses, entre ellos Stan Getz, grabando " Dear Old Stockholm " (originalmente " Ack Värmeland du Sköna ") con él, y el saxo alto Lee Konitz en 1951, y los trompetistas Clifford Brown y Quincy Jones en 1953. En el mismo período, trabajó con el saxofonista barítono Lars Gullin, otro intérprete sueco líder de la época. Ambos músicos se asociaron con la escena 'Cool Jazz "en su país, influido por la escuela del pianista Lennie Tristano, uno de los favoritos de Hallberg con la que se asoció Konitz .

Hallberg tenía un estilo versátil y en sus últimos años escribió música para cine y televisión, así como arreglos corales, y también tocaba el acordeón. Con Domnerus y Georg Riedel, entre otros, participó en los Jazz at the Pawnshop sessions en diciembre de 1976. Según Chris Mosey, mientras Hallberg fue: "Suele ser un intérprete extremadamente delicado y muy medido, estaba obviamente afectado por el ambiente en general, y aquí y allá se desata con una fuerza impresionante ".

Murió de insuficiencia cardíaca.


9 comentarios:

Juan Nadie dijo...

"Siempre nos quedará París."

- "¿Por qué viniste a Africa?"
- "No se, quería un lugar con mar."
- "Pero si Africa es puro desierto."
- "Entonces debe ser que me informaron mal."

- "¿Cuál es su nacionalidad?"
- "Soy borracho."

Gatopardo dijo...

Nunca entendí la presunta trascendencia de la película, a no ser por los actores y la canción.

carlos perrotti dijo...

Tiene algo. Vaya a saber. Aunque no es ni siquiera un buen guión. Tal vez la química, se dice, entre los actores.

Muy buen ejecutante el desconocido hasta hoy Hallberg.

Juan Nadie dijo...

Es fama que el guión se iba haciendo según se iba rodando la película y los actores no sabían nunca por donde les soplaba el aire, quizá eso tenga algo que ver con la fascinación que ha ejercido siempre.

carlos perrotti dijo...

Tiene cierta mística innegable.

Gatopardo dijo...

Y a la crítica detrás

marian dijo...

Lo único que recuerdo bien es la atmósfera que rodea la película, poco más, y la canción, por supuesto.
Ben Hallberg, qué buen pianista, se le nota el toque "clásico"

Gatopardo dijo...

La niebla del aeropuerto...

marian dijo...

Cierto, por ejemplo.